2016-07-25

¿Por qué Espumante y no Champagne?

Muchas personas se preguntan cuál es la diferencia entre champagne y espumante. En la siguiente nota podrás conocer del por qué espumante y no champagne.

¿Por

Esta diferencia ha sido durante años una disputa en la vieja Europa, extendida ahora a países de otros continentes. Para dejarlo claro, Champagne es un sólo tipo de vino espumoso, pero no todo vino espumoso es Champagne.

Es decir, el Champagne es un vino espumoso elaborado desde 1700 en la región de Francia del mismo nombre. Por ello, la Unión Europea le cedió a Francia la denominación de origen protegida (DOP) Champagne y, como consecuencia, es el único país que puede utilizar este nombre para sus vinos espumosos.

Diferencias entre Champagne y vino espumante

El proceso de elaboración y fermentación o las uvas utilizadas que intervienen en el sabor son algunas de las diferencias que se detallan a continuación, ya que no sólo la denominación de origen puede hacer que ambos productos sean distintos.

Seguramente, el método de elaboración del Champagne sea el aspecto más relevante que hace la diferencia con los vinos espumosos. Para hacer vinos espumosos existes diversos métodos –recordemos que el Champagne es un espumante– pero para hacer la bebida francesa solamente uno.

Método de elaboración

Se trata de un método que cuenta con una segunda fermentación pero dentro de la botella, dónde se realiza su propia carbonatación. Es decir, mientras a otros espumantes se le inyecta CO2, el Champagne al ser embotellado crea el dióxido de carbono manteniéndolo hasta la apertura de la botella…¡Esa es la explicación del porqué el corcho sale a toda presión!

Uvas para Champagne

Las uvas utilizadas en el proceso de elaboración del Champagne son Pinot o Chardonnay de la región de Champagne; mientras que otro vino espumante puede hacerse con cualquier variedad o cepa de uva y utilizando distintos procesos de carbonatación.

Hacer espumante

Para hacer vino espumante se pueden utilizar diversos procesos de trituración y fermentación de la uva. Además de una gran variedad de técnicas de manipulación. Este es usualmente un proceso mucho más mecanizado que en la elaboración del Champagne.

Finalmente, quien haya probado ambos productos va a coincidir en que son diferentes y el Champagne es de calidad superior gracias a las diferencias en su elaboración. Lamentablemente, las etiquetas de denominación de origen se respetan muy poco y en algunos países se le puede llamar Champagne a un Vino Espumante de menor calidad y ello sólo perjudica a los compradores.

Fuente: www.imujer.com

Notas relacionadas:

VINOS ESPUMANTES

EL RITO DEL “SABRAGE”

COMO SERVIR Y CON QUÉ MARIDAR VINOS ESPUMANTES